Desierto del Sáhara

Silencio únicamente roto por los silbidos del viento, colores ocres y rojizos, cielo limpio, serena soledad y, de pronto, una tranquila caravana de dromedarios avanzando suavemente sobre las dunas: es el desierto del Sáhara, una gigantesca extensión que ocupa buena parte del norte de África.